sábado, 3 de agosto de 2013

ROLANDO AMADEO "EL CHIVO" VALLADARES - HOMENAJE - Biografía, discografía, notas, etc. (2013)

HOMENAJE A ROLANDO AMADEO "EL CHIVO" VALLADARES
(1918-2008)

Rolando Amadeo Valladares nació en San Miguel de Tucumán el 10 de marzo de 1918. Autor y compositor autodidacta. Cantor. Integró conjuntos con Miguel Ángel Trejo, Luis Alberto Peralta Luna y otros. Formó parte de un trío durante unos años con Fernando Portal y Octavio Corvalán. En la música y en la amistad se juntó siempre, durante unos sesenta años, con el catamarqueño radicado en Tucumán, el pianista, guitarrista, cantor, arreglador y armonizador Luis Víctor "Pato" Gentilini.

Hijo de un escribano con vitalidad musical y de una madre cantante, la relación de parentesco más conocida de "El Chivo" fue la que mantuvo con su hermana Leda, quien lo introdujo en el mundo del jazz y de las innovaciones.


Su biografía presenta algunos rasgos curiosos: Rolando "El Chivo" Valladares fue cazador, levantador de pesas, campeón de tiro, herrero, carpintero y obrero de la fábrica de neumáticos "Firestone" durante 10 años.

El joven compositor y pianista tucumano Leopoldo Deza, que hoy reside en Buenos Aires, realizó una obra monumental, cual fue reunir, compilar toda la obra de "El Chivo", cifrar todo lo cifrable de sus canciones: la melodía, la armonía y las letras, y editó sus partituras en el “Cancionero de Rolando Valladares” con el título “Sólo en mi rancho”, con el apoyo de la Universidad de Tucumán, en Mayo de 2006.


Es autor y/o compositor de más de ciento veinte canciones, zambas, vidalas, bagualas, una tonada y un tango. De las canciones que le pertenecen en letra y música sobresalen la vidala “Subo” y “Tarco de Raco”. Entre sus temas más difundidos se hallan la zamba “Debajo del sauce solo” y “Zamba del romero”, poesía de Manuel José Castilla, “Coplas para la Luna”, poesía de José Augusto Moreno, y “Vidala del Lapacho” y “Vidala del último día”, poesía de Castilla y de Raúl Galán, respectivamente. Además “Canción de las cantinas”, “Zamba del carrero”, “Tarco Viejo”, “Por Amaicha”, “Despenando”, “Vidala del llanto”, “Este Tucumán mío”, “La Orellana”, “Canto a la Telesita”. También es autor de la baguala “Ay mi amor” con música de Eduardo Falú.

En Siena, Italia, premiaron la música que compuso para un film del Instituto Cinefotográfico de la Universidad de Tucumán, casa de altos estudios que en 1989 lo premió por su trayectoria creativa.

Fue declarado “Mayor Notable” en el Congreso de La Nación Argentina.

Rolando Amadeo "El Chivo" Valladares falleció en San Miguel de Tucumán el 12 de septiembre de 2008 los 90 años de edad.


DISCOGRAFÍA:




1.- El canto de Rolando Valladares, Sello Qualiton, 1964.

2.- Rolando Valladares (argentino de Tucumán), Sello Amaicha, 1987.

NOTAS:

Fragmentos del libro de Leopoldo Deza "Sólo en mi rancho", Canciones de Rolando Valladares: Leopoldo Deza ha sido quien mejor nos ha mostrado al "Chivo" en un papel, desgrabando sus mismas palabras para invitarnos a todos a conocer su obra maravillosa:

“…Yo soy provinciano y de Tucumán; no puedo nutrirme sino de aquello a lo que pertenezco y me pertenece, una música que responde realmente a su medio, a su paisaje, a su gente y que contiene una emoción que vale para todos..."

“…Yo me siento más músico que folclorista porque me han interesado las variantes en las formas; todo cambia, el paisaje y el hombre…”

“…Lo que quiero es que la gente piense que yo soy un chico travieso nomás, pero nada más que eso. Nada más que yo me he puesto a hacer las cosas y me he obstinado, que sin conocer música me he puesto a hacer música...”



Comentarios de Gustavo Guaraz, artista del folclore local y gran amigo del "Chivo", a La Gaceta de Tucumán, el 10 de marzo de 2008, cuando Valladares cumplió 90 años.

"El constituye el origen de lo que llamamos el folclore tucumano, más allá de Atahualpa Yupanqui, que es más universal", mencionó.

"El comienza a andar una línea que no necesariamente apunta a la composición del folclore, sino que se junta más dentro de lo que son las vertientes de la música popular, no necesariamente folclórica. Escuchaba jazz, y se nota en sus trabajos", sostuvo.

Guaraz definió a Valladares como "un maestro en todo sentido", ya que según él incorporaba a su música "acordes y cadencias del jazz y el tango, para arrimar esa riqueza musical al folclore, dándole otro vuelo poético y musical".

SU AMISTAD CON MANUEL J. CASTILLA:




"Con Manuel J. Castilla teníamos un amigo en común. La primera vez que fui a verlo, fue más o menos cerca del ’60. Yo salía de vacaciones y estaba económicamente muy mal. Tenía una "mishiadura", andaba arrastrando la miseria como cola e’novia ... y juego a la quiniela, que hacía poco habían oficializado y gané. Con ese dinero fui a Amaicha para pasar la Navidad y de ahí, me fui a verlo. Pasamos el Fin de Año juntos, conocí a su madre, que estaba muy enferma..."

"Esa noche, hicimos la "Zamba del romero". Cuando llegué el "barbudo" me sacó a hacerme conocer a todos los amigos y me tenía de boliche en boliche. Después de una larga noche, cuando llegamos el "barbudo" me dijo: "...esperáte que voy sacar una letra, que tengo a medio hacer...", saca un papel y era la letra de la zamba. "Voy a abrir una botella de vino y vamos a hacer una zambita...". "Barbudo son las 6 de la mañana...", yo recién llegado a la casa y no la conocía a su esposa, la Catu que era tan buena!, y bueno... con la aflicción que tenía, no sé cómo ha salido la zamba con tanto apuro... no era por la desesperación de dormir, sino por no hacer bochinche en esa casa. ¡No había tenido tiempo ni de conversar con su señora!"

"Al otro día, fuímos a la casa de un tal Riera, el de la zamba ("Juan Panadero"). Allí, Castilla me hizo la letra de la "Vidala del lapacho". Yo ni la toqué andaba pasado de sueño!. Y salimos de la casa de él, y planearon ir al Alto la Viña en Jujuy. Ahí pegué una dormidita en una casa del lugar. Al lado de la casa había un arroyito, pequeño... esos arroyitos jujeños, que son de poco agua, pero cantorcito el arroyo...¡faltaban las guitarras nomás!.Y ahí, después de dormir y descubrir qué lindo era dormir allí, hice la "Vidala del lapacho"..."


Fuentes y adaptaciones:

Diccionario Biográfico de la Música Argentina de Raíz Folklórica, de Emilio Pedro Portorrico, 2004.

Fragmentos de “Sólo en mi rancho”, Canciones de Rolando Valladares. Compilación, edición de partituras y dirección general: Leopoldo Deza, Edición de la Universidad de Tucumán, 2006.

"Raíces Argentinas", Portal del folklore argentino, 2009.

Información extraída de artículos de distintas publicaciones encontradas en diversas páginas de la red, 2009.

Por último quiero incluír lo que que escribí hace unos años cuando me propuse hacerle un merecido homenaje a través de este humilde blog, a Rolando Amadeo "El Chivo" Valladares:

"Yo provengo de otras latitudes. Al poco tiempo de haberme radicado aquí en Tucumán, me entero por los medios que le rinden un homenaje a Rolando Valladares. Ya conocía muchas de sus obras que, para mi gusto, son obras excepcionales. Allá me fuí al Salón de Actos de la Caja Popular de Tucumán donde encabezados por el genial Luis Víctor "Pato" Gentilini, un sinnúmero de artistas tucumanos, le rendían un bello homenaje artístico musical. Disfruté del mismo con una gran emoción; la misma que me embargó cuando en las escalinatas de la salida pude intercambiar un saludo y unas palabras con él porque le pude decir: -Don Rolando, como músico le tengo que decir que usted es un verdadero Maestro en todo el sentido de la palabra, lo felicito por su obra cultural enriquecedora de nuestra música, estoy muy emocionado de conocerlo en persona Maestro, de verdad...- Y él me respondió colocando su mano izquierda en mi brazo derecho mientras estrechabámos nuestras manos: -Se lo agradezco mucho- y con su habitual buen humor y humildad me dijo sonriendo en voz baja: -Pero... no es para tanto, uno hace lo que puede...- ¿Quieren que les diga algo? Tuve la oportunidad esa noche, sí, de manifestarle personalmente mi gran admiración... No digo que fue un Maestro de Culto en todo el sentido que implican esas palabras, a la hora de su muerte... No me quedé con las ganas porque... ¡¡¡Se lo alcancé a decir en vida...!!!"

Esto es un resumen de todo lo que he encontrado -a través de Internet- sobre este maravilloso ser tan especial, Rolando Amadeo "El Chivo" Valladares. Más tarde nuevamente voy a compartir con todos los queridos amigos, seguidores y visitantes, su primer trabajo discográfico: "El canto de Rolando Valladares" editado por el sello Qualiton en el año 1964 . Los invito a que pasen y vean, pasen y lean este sencillo homenaje a un grande de nuestra música popular argentina. Les puedo asegurar... Que no se van a arrepentir...!!!

Un saludo cordial para todos!!!. Si quieren comentar, estaría muy bueno!!!. NOS VEMOS LUEGO SI DIOS QUIERE, RECORDANDO QUE...

¡¡¡COMENTAR ES TAMBIÉN UNA BUENA MANERA DE AGRADECER!!!

No hay comentarios: