domingo, 31 de enero de 2016

LOS HERMANOS ARIEL - BIOGRAFÍA Y SU PRIMER Y ÚNICO ÁLBUM LARGA DURACIÓN: "FOLKLORE PARA GENTE JOVEN" - VIK LD Nº LZ – 1046 NUEVA ALTA FIDELIDAD ORTOFÓNICA (1960)

LOS HERMANOS ARIEL
BIOGRAFÍA:

A 20 AÑOS DE UN TRIUNFO MISIONERO

A mediados de 1960, en momentos en que se manifestaba el auge de un movimiento de amplitud desconocido hasta entonces en el campo de la música popular de proyección folklórica nacional, que se tradujo en la renovación de temáticas y estilos, en el surgimiento de numerosos intérpretes y en la extraordinaria y masiva receptividad de parte de vastos sectores del público, un conjunto integrado por cuatro jóvenes misioneros provocó un impacto de indiscutida trascendencia.

Se trataba de Los Hermanos Ariel, cuya meteórica consagración en los escenarios y emisoras radiales y televisivas de la Capital Federal se mantiene todavía como un hecho único, en lo que se refiere a la participación de otros comprovincianos en ese terreno y considerando la rapidez con que fueron elevados a la cima del éxito.

El 12 de julio de 1960 – ayer se cumplieron 20 años – grabaron su primer disco “larga duración” en RCA Víctor, sello al cual se hallaban ligados, también, Los Chalchaleros, Los Hermanos Ábalos y Juan D Arienzo, por citar sólo algunas de las prominentes figuras de su elenco. Ese disco de los Ariel, al igual que toda su actividad, obtuvo una muy favorable acogida, a punto tal que figuró en los primeros lugares de venta y popularidad.

Pero, ¿Qué pasó con los Ariel?, ¿Cómo luego del triunfo, tan fugaz, se extinguió al conjunto? Y ¿Adónde están ahora quienes fueron sus integrantes?. Todo eso se trató de averiguar en una extensa charla con Hugo Báez uno de los componentes de aquel grupo de animosos jóvenes, adolescentes casi, ya que el mayor de ellos apenas llegaba a los 18 años, cuya breve pero exitosa trayectoria despierta aún la admiración de otros destacados intérpretes y aviva la nostalgia de quienes tuvieron la oportunidad de seguir su actividad, desde esta provincia.

LOS COMIENZOS

En el invierno de 1958, Los Fronterizos, entonces en pleno ascenso, actuaron en Posadas, cuando ya aquí, también, se insinuaban los efectos del aludido movimiento musical, reflejado, por ejemplo, en la conformación de conjuntos tales como Los Cañariegos y Los Changos Norteños.

Y en una reunión familiar de agasajo a Los Fronterizos, éstos escucharon a los Ariel y, luego de ponderar sus aptitudes, los entusiasmaron para que continuaran trabajando, a la vez que les auguraron un futuro exitoso.

El año siguiente, el conjunto concretó su integración definitiva con la incorporación de Hugo Báez, quien se sumó a Aldo Breitembruch, Carlos Garau y Miguel Zárate. Eran cuatro voces, tres guitarras y un bombo y aunque solían turnarse en los instrumentos, Báez era el responsable de la percusión. Por ello y en homenaje a la amistad que los unía, Alcibiades Alarcón – quien vio “nacer” al conjunto y los acompañó en diversas circunstancias – compuso la zamba “Bombo”, dedicada a Hugo Báez.

Entonces, ¿nadie se apellidaba Ariel?. Es cierto y el nombre se le ocurrió a Américo Holz, cuya sugerencia fue aceptada por los muchachos.

A fines de 1959, emprendieron el viaje a Buenos Aires. “Fuimos sin más riqueza que nuestras voces y la ilusión de triunfar, porque no había nada en concreto”, recordó Báez. En aquella ciudad, se dedicaron a una intensa tarea de ajuste de voces e instrumentos, mientras cumplían sus primeras actuaciones. Así, transcurrieron los primeros dos o tres meses.

Fue por esa época que, luego de escucharlos, el hace poco fallecido Waldo de los Ríos les destinó este juicio que parecía lapidario: “Muchachos, dejen el folklore, cuelguen la guitarra y dedíquense a otra cosa”. Pero, lejos de desalentarse, continuaron con su empeño.


POR EL CAMINO DEL TRIUNFO

Empezaron a presentarse en peñas de la Sociedad de Fomento de Villa Bosch, Villa Tessei y El Palomar, localidades todas del Gran Buenos Aires. También, en ese lapso fueron contratados oficialmente por primera vez para actuar en los festejos del carnaval de 1960 en el Club Afal, de Villa Jardín (El Palomar).

Hasta que avizoraron la puerta del éxito. Sucedió cuando realizaron la grabación de un disco de acetato en la Casa Brunelli. Los escuchó Edgardo Brunelli (hijo del por entonces muy conocido músico Feliciano Brunelli) quien se entusiasmó con el estilo particular de los Ariel y, sobre todo, con sus aptitudes. Los presentó a su hermano Carlos, a la sazón director de la orquesta estable de radio Belgrano, quien hizo que les tomaran una prueba en esa emisora y en el sello RCA Víctor.

La aprobación de la radio fue inmediata y los Ariel quedaron contratados para un ciclo de audiciones de tres meses, a partir de marzo del 60, con presentación en horarios centrales: a las 12:05 y a las 20:30 (En esa época la televisión no se encontraba tan difundida).

Después, vino la grabación en RCA, la que llevaron a cabo – como queda dicho – el 12 de julio de 1960. En ese disco incluyeron doce temas: “De mi madre”, zamba del Chango Rodríguez; “Tonada de medianoche”, de Pancho Cárdenas; “Roca y orquídeas”, canción misionera de Carlos Prado y Carlos Volpe; “Del cordobés”, chacarera del Chango Rodríguez; “Al pie de un cardón”, zamba de Ariel Petrocelli; “El changuito petitero”, cueca de Juan Carlos Mareco; “Dime si quieres por qué”, zamba de Luciana Daerke; “Ahora que tengo 20”, tonada de Feliciano Brunelli; “De Simoca”, zamba del Chango Rodríguez; “La Felipe Varela”, zamba de José Botelli y José Rios y dos canciones colombianas “Muchacha de risa loca” y “Ojos miradme”, ambas de Mejía.

Primero, fue lanzado un disco “78”, con “Tonada de medianoche” y “De mi madre”, el que abrió el camino para el “larga duración” editado con posterioridad, con notable suceso inmediato.

Cabe hacer notar que fueron los primeros – luego del autor – en grabar esa hermosa zamba de Rodríguez dedicada a la madre, mientras que las canciones colombianas fueron incluidas porque se consideró que el estilo y las veces de los Ariel eran vehículos adecuadas para manifestaciones de ese tipo.

EL ÉXITO

A partir de allí, no hubo descanso. Se sucedieron las presentaciones en las principales emisoras, como Radio Splendid y Radio El Mundo, además de radio Belgrano; en Canal 7, en el “Club de los discómanos”, conducido por Hugo Guerrero Marthineitz “El Peruano Parlanchín”, en el espectáculo denominado “Juventud y fantasía” y en las peñas de Jaime Dávalos; asistieron a la inauguración de Canal 9, al lado de un reducido grupo de artistas, entre los que se contaron Atahualpa Yupanqui y una embajada musical del Japón; en teatros, como el San Martín de Buenos Aires y el Víctor de Villa Bosch; en peñas importantes como “La Querencia”, de calle Corrientes y la del Club Lanús y cumplieron giras por diversas zonas del país y del extranjero.

13 de Julio de 1980 – Diario El Territorio (Posadas, Misiones).

Fuente: Carlos Correa 

DETALLE DE LA NOTA DE LA CONTRAPORTADA DEL ÁLBUM:

Jaime Dávalos, nuestro gran poeta y folklorista dijo de ellos: "Los Hermanos Ariel cantan con toda el alma, con el fervor del que sabe silabear gustándole el carozo a cada palabra y siente que no se canta con la palabra sino con todo el cuerpo, desde la raíz de los huesos y pesando en la lengua el gusto sonoro, la sabrosa flor de la sangre, la poesía entrando en función con la música a la temperatura universal del grito: Adelante . . . !"

Y ese "Adelante . . . !", ese grito universal de juventud y pujanza, lleva a Los Hermanos Ariel, desde su nacimiento como conjunto, hacia más y más altas cumbres de arte y triunfos. Es que, realmente, estos muchachos no se han "dedicado" al folklore, simplemente la música ha brotado en ellos con el vigor y la fuerza de la flor del ceibo al llegar la primavera. Con la generosidad y frescura del manantial que fecunda el valle. Con la alegría simple y pura del pájaro que recibe al sol con su mejor gorjeo.

Es que ni más ni menos que eso son Los Hermanos Ariel: Carlos, Hugo, Enzo y Miguel, primavera, manantial y un pájaro cantor en las gargantas con resonancias de selva y añoranzas de campo lejano y pueblo dulce y pequeño.

Son cuatro "avecillas del cielo", de las que tuvo que cuidar El Señor, cuando decidieron probar las alas sin más ayuda que su fe y su imbatible juventud, lanzándose desde Misiones, su cuna, hasta Corrientes, provincia de sus primeros triunfos de resonancia, y luego a Buenos Aires, ciudad de su consagración, sin más riquezas que sus voces y sus guitarras, sin un centavo casi, sin un contrato ni un conocimiento . . . " Pero El Señor, que cuida de sus avecillas, guió sus pasos por la mejor senda, y hoy, a un año y medio de su primer aleteo, Los Hermanos Ariel abren sus miras a todos los horizontes, y Uds. descubrirán en este ramillete de canciones, los méritos suficientes para su consagración definitiva.


Dardo Goyena


Intérprete: LOS HERMANOS ARIEL
Álbum: "FOLKLORE PARA GENTE JOVEN" (*)
Año: 1960
Portadas: SÍ, portadas y etiquetas lados 1 y 2 originales restauradas, rediseñadas y optimizadas digitalmente
Sello: VIK
Nº: LZ – 1046 NUEVA ALTA FIDELIDAD ORTOFÓNICA
Formato original: Larga duración (Long-play) de vinilo en 33 1/3 r.p.m. (LD)
Bitrate: CBR 256 Kbps en 48.000 Hz (Nueva digitalización con Sound Forge Pro)

LISTADO DE TEMAS:

LADO 1




1.- Roca y orquídea (canción misionera)
Carlos Horacio Golpe / José Carlos Prado

2.- De mi madre (zamba)
José Ignacio "Chango" Rodríguez

3.- Del cordobés (chacarera)
José Ignacio "Chango" Rodríguez

4.- Tonadas de medianoche (tonada)
Francisco "Pancho" Flores del Campo

5.- Al pie de un cardón (zamba)
Ángel Ariel Petrocelli / Oscar Nicolás Villagrán

6.- El changuito petitero (cueca)
Juan Carlos Mareco Iturburúa (Pinocho) / José Inocencio Adimanto Zavala

LADO 2




1.- Ahura que tengo veinte (tema cuyano)
Julio Margulian (Julio Aristeo) / Feliciano Juan Brunelli

2.- De Simoca (zamba)
José Ignacio "Chango" Rodríguez

3.- Dime si quieres por qué (zamba)
Luciana Julia Daelli

4.- La Felipe Varela (zamba)
José Ríos / José Jacobo Botelli (Juan José Botelli)

5.- Muchacha de risa loca (canción colombiana) *
José Macías

6.- Ojos, miradme (canción colombiana) *
José Macías

* NOTA: si bien se consigna como canción colombiana, el ritmo correspondiente es de BAMBUCO (N. del R.)




LOS HERMANOS ARIEL - INTEGRANTES:

CARLOS GARAU: primera, segunda y tercera voz alta, primera guitarra 
ALDO BREITEMBRUCH: primera y segunda voz, segunda guitarra
MIGUEL ZÁRATE: segunda y tercera voz, guitarra rítmica
HUGO BÁEZ: tercera voz, bombo

(*) NOTA: Álbum tomado hace muchos años "prestado y sin permiso" del blog amigo "EL GALLO PITAGÓRICO" inactivo hace ya varios años. Muchísimas gracias a "El Desmelenado!!!. 

Hoy domingo, último día del mes de enero de 2016 y bastante después del almuerzo, voy a compartir con todos los queridos amigos, seguidores y visitantes la biografía y el primer y único LP que grabaron en julio de 1960 estos chicos misioneros integrantes de LOS HERMANOS ARIEL, titulado "FOLKLORE PARA GENTE JOVEN". Este álbum lo tenía atesorado en mis DVD donde resguardo mi audioteca en formato mp3 hace muchos años y ahora estoy en condiciones de publicarlo, ya que hace poco tiempo conseguí las portadas y etiquetas del mismo, pues no las tenía archivadas junto con los audios. Eran adolescentes LOS HERMANOS ARIEL cuando viajaron a Buenos Aires -tenían entre 16 y 18 años- a probar suerte en la faz artística y vaya si lo consiguieron ya que como dice su biografía, tuvieron mucho éxito con diversas actuaciones en la radio y en la televisión (hacía poco había comenzado sus emisiones canal 9) además de presentaciones en numerosas peñas, cines, teatros, clubes, etc. Hay muy poca información en la Web sobre ellos, menos aún imágenes del conjunto, lo más interesante que encontré es lo que aquí publico como biografía y una imagen de ellos en blanco y negro donde, en su margen superior derecho está el logotipo del sello RCA Víctor de donde fueron artistas exclusivos. Hablando de este registro discográfico el mismo contiene doce excelentes canciones que LOS HERMANOS ARIEL (ellos no eran hermanos, el nombre lo puso un directivo de una discográfica al ver roto en el suelo, un disco de pasta de 78 r.p.m. con la etiqueta del desaparecido sello ARIEL) nos interpretan para nuestro deleite, en sus frescas, muy juveniles, afinadas y ajustadas voces, con un estilo muy particular, los solistas poseían voces muy agradables y una impecable sobriedad instrumental importante, canciones como "De mi madre", "Tonadas de medianoche", la bellísima y emblemática zamba "Dime si quieres porque" y el bambuco "Ojos, miradme", entre otras. JOYA DE COLECCIÓN INCUNABLE QUE RECOMIENDO PARA OÍR Y DISFRUTAR, ES IMPERDIBLE!!!. Los invito pues, a que pasen y vean, descarguen y escuchen esta MARAVILLA MUSICAL INCONSEGUIBLE!!!. Les puedo asegurar sin dudarlo... QUE NO SE VAN A ARREPENTIR JAMÁS DE HACERLO...!!!.

Un saludo cordial para todos!!!. Si quieren comentar, estaría muy bueno!!!. NOS VEMOS EL MIÉRCOLES SI DIOS QUIERE, CON MÁS NOVEDADES MUSICALES Y RECORDANDO QUE...

¡¡¡COMENTAR ES TAMBIÉN UNA BUENA MANERA DE AGRADECER!!! 



5 comentarios:

Carolina Baez dijo...

Excelente Publicación, la verdad que agradezco y felicito por dedicar un tiempo y compartir con todos la Historia de mi Padre Hugo Báez siendo uno de los integrantes del los Hermanos Ariel...

Alejandro Alfredo dijo...

Carolina Baez: muy agradecido por tu visita, gracias por tu elogioso comentario,tu padre y los integrantes de Los Hermanos Ariel, se lo merecen!!!. Saludos cordiales!!!.

Carolina Baez dijo...

Si puede pasarme un correo para contactarme con Usted, se lo voy a agredecer!!! desde ya muchas gracias....

Alejandro Alfredo dijo...

Carolina: si con mucho gusto: alejandrodizeo@gmail.com.

juan carlos antùnez dijo...

Yo tenìa 13 años cuando oì a los Hermanos Ariel en "Dime si quieres porquè". Nunca pude memorizar mas que el estribillo y "cuando se muere una rosa no hay ningùn capullo por bello que sea que se lo pueda igualar". Nunca màs pude oirla ni a ellos ni a la zamba.Las casualidades hicieron que me reencontrara con ella y ellos. Nunca es tarde a pesar de mis 70.